El Siambón

El Siambón

 

 

Una enorme alfombra verde en la que se elevan cerros de diferentes alturas y de tonalidades soñadas dan la bienvenida a El Siambón, un pueblo en el que se combinan las delicias del paisaje, una historia que persiste y una paz poco común. En El Siambón, hasta el aire que se respira es diferente: un olor a campo invita a recorrer la villa veraniega en cualquier momento del día, con temperaturas más que agradables.

Desde San Miguel de Tucumán, se puede llegar a través de la Ruta Nacional Nº 9 para empalmar luego de 27 kilómetros con la Ruta Provincial Nº 341. Desde allí, se recorren aproximadamente 30 kilómetros más hasta llegar a El Siambón.

En turismo, la visita obligada es el Monasterio de Cristo Rey, perteneciente a la Orden de los Benedictinos fundado en 1956. Desde aquel entonces, la villa, era propicia para una vida ideal de oración y trabajo de aquellos jóvenes monjes que se iniciaban con optimismo. La abadía posee una arquitectura particular, construida con piedras del lugar en la cumbre de una alta lomada. El turista podrá conocer su historia, asistir al templo y degustar los dulces regionales que realizan los monjes desde hace décadas. Famosos por la producción de sus licores, jaleas, dulce de leche, miel, como así también por los productos cosméticos y fitoterápicos. Todos ellos llevan su característico sello distintivo de lo local.

El monasterio ofrece misas en distintos horarios; para más información comunicarse al teléfono 0381-4925000.

Otra opción para enamorarse de los senderos y cerros son las cabalgatas guiadas o un paseo por El Nogalito, un lugar para los aficionados del camping que está a 10 kilómetros de esta villa.

Raco se encuentra a 55 kilómetros al noroeste de San Miguel de Tucumán y a 1100 metros de altura. Hoy, junto con la vecina localidad de El Siambón, es visitada por miles de turistas atraídos por su paisaje agreste y la posibilidad de realizar actividades como golf, mountain bike o carreras de aventura.

Actividades en Raco hay para todos los gustos. Lo primero que se recomienda es dar un vistazo por los alrededores de las centenarias casonas, como Sauce Yacu, Sans Souci, Villa Elvira, Villa Lola y la estancia original del Potrero de Raco.

Otro recorrido interesante es visitar a los artesanos tradicionales de la zona. Pero el verdadero tesoro de Raco está en los miles de paisajes que esconden los cerros que rodean a esta villa. Por eso nada mejor que calzarse las zapatillas y andar.

También, se pueden hacer las ya clásicas cabalgatas lideradas de la mano de Cabra Horco Expediciones, quienes brindan un servicio excelente y muestran los mejores rincones de Raco o de la zona.

El Siambón

A sólo cinco kilómetros de Raco se encuentra la villa turística El Siambón, una alfombra verde de cerros de diferentes alturas y tonalidades, una paz poco común y un aroma a campo que lo impregna todo, es el escenario del Monasterio Cristo Rey, perteneciente a la Orden de los Benedictinos y construido con piedras del lugar sobre la cumbre de una lomada.

El monasterio es uno de los principales atractivos turísticos de la zona, enriquecido con la degustación de dulces regionales como licores, jaleas, dulce de leche y miel, todos con el sello distintivo de lo local, que los propios monjes realizan. La iglesia de los benedictinos es otro punto histórico para visitar.

Datos de interés
Monasterio Cristo Rey Ruta 341, km 27, tel 0381 4925000 http://www.monasteriocristorey.com.ar/
Cabra Horco Expediciones, Nicolás Paz Posse, Tel 0381 156 788399 http://www.cabrahorco.com.ar/

También te podría gustar...

A %d blogueros les gusta esto: