Qué recomiendan los especialistas para disminuir el riesgo de un eventual contagio

Se aconseja armar pequeños grupos, al aire libre, respetar distancia, usar barbijo y no gritar

Ya lo sabemos, este año las cosas no son “normales”. La circulación viral comunitaria del coronavirus persiste y los funcionarios de Salud insisten sobre los riesgo que la población no termina de asumir. “Las reuniones sociales son un verdadero problema, porque allí se genera el mayor número de contagios”, volvió a advertir la ministra de Salud, Rossana Chala. Por eso aquí va una serie de recomendaciones para pasar una Nochebuena segura, sin riesgo de contagiarse.

Minimizar contactos

En estos días previos conviene minimizar los contactos de riesgo: hacer compras en negocios de cercanías donde no se acumule gente; no usar transporte público, no organizar juntadas fuera de los contactos habituales, usar siempre barbijo bien puesto, lavarse bien las manos y mantener distancia saludable. Dentro de lo posible, “guardarse” en casa. Si alguien tiene o tuvo síntomas leves como resfrío o gastroenteritis o está esperando resultado de test de covid-19, debe aislarse y no debe participar de la reunión, resalta la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP).

Qué dice el pronóstico del tiempo para la Nochebuena

La celebración

Es recomendable armar reuniones de no más de 10 personas, en lugares abiertos y ventilados de la casa. Planear la cena a las 22, esperar a medianoche, abrir paquetes y despedirse es buena idea. También dejar juntos los regalos en un lugar con los nombres, y que una sola persona, con barbijo, los vaya acercando.

Si hay música, mantener bajo el volumen para que no sea necesario gritar; tampoco cantar fuerte, resalta la SAP (por lo que se desaconsejan guitarreadas). Sucede que si al emitir la voz se sube el volumen, las gotitas de saliva potencialmente infectivas llegan más lejos y se mantienen más tiempo en el aire. Tampoco conviene bailar, a menos que los participantes mantengan dos metros de distancia.

Ni besos ni abrazos ni apretón de manos; tampoco codos ni puños. Un modo de expresar afecto es el saludo oriental que consiste en llevar las manos al pecho con las palmas juntas e inclinar un poco la cabeza. Y por supuesto, usar barbijo.

Para la reunión se recomienda buscar lugares abiertos y bien ventilados. Si el uso de aire acondicionado es inevitable, hay que abrir puertas y ventanas cada hora para cambiar el aire, recomienda Elena Andión, presidenta de la Asociación Argentina de Enfermeros en Control de Infecciones y especialista en Epidemiología.

Armar y servir la mesa

Dejar al menos 1,5 metro entre cada comensal. El Ministerio de Salud de la Nación recomienda que convivientes o contactos habituales se ubiquen juntos y sin mezclarse con otros grupos. No colocar las fuentes con comida en el centro. Así se evita el riesgo de que al hablar caigan gotitas de saliva potencialmente infectivas sobre los alimentos.

Vasos, cubiertos, platos y servilletas no deben compartirse; cada uno debe tener lo propio y no confundirse. Una solución puede ser vajilla descartable identificada con rotulador (o con colores, uno para cada uno) y servilletas de papel.

Comercios en las Fiestas: cómo trabajarán los negocios, supermercados y shoppings

Una opción es poner la comida en una mesa aparte y que cada uno (con barbijo puesto) se vaya sirviendo; en este caso, usar alcohol en gel antes de tomar los cubiertos de servir. Otra solución es que una persona, con su barbijo, alcance a los comensales los platos servidos desde la cocina. Quien los prepare y los sirva también debe tener barbijo bien colocado.

Para el brindis, levantemos las copas, pero sin hacer “chin-chin”, porque implica acercarnos. La SAP recomienda controlar el consumo de bebidas alcohólicas, ya que bajo sus efectos suele disminuir la capacidad de cuidado.

 

 

Fuente

Salir de la versión móvil