fbpx

Yoga en casa: una rutina fácil

Para seguir acompañando el bienestar y la salud de las personas durante la cuarentena preventiva por el COVID-19, una de las actividades que más se practican es el yoga. Este logra conectar y alinear el cuerpo con la mente, mediante el sonido, el movimiento y la respiración, ideal en estos tiempos de pandemia que estamos atravesando.

Lola Castillo es profesora internacional de yoga y compartió una rutina de meditación para ayudar a eliminar la tensión del cuello, cervical, hombros y espalda.

¿Cómo realizarlo?

Primer ejercicio.

Se puede hacer en posición de indio o sentado en una silla. Con la columna recta, se va a llevar el mentón hacia adentro un momento cerrando los ojos, inhalá profundo, elevá los hombros hacia arriba, exhalá por la boca, y soltá. Repetir este ejercicio dos veces más ayudando con las manos en las rodillas, pensando en cosas que se necesite soltar o liberar.

Al finalizar este ejercicio, soltar despacio y suavemente llevar el mentón hacia el pecho, inhalar profundo y exhalar lento, sintiendo como se estiran las cervicales y comenzar a hacer giros hacia el lado izquierdo, inhalando haciendo movimientos con la cabeza, y luego repetir hacia el otro lado.

Segundo ejercicio

Hombros hacia atrás. Inhalar hacia arriba, exhalar hacia atrás, y repetir dos veces, con una pequeña sonrisa en el rostro.

Luego realizar una pequeña torsión. Para eso se debe ayudar con las manos tratando que la columna esté bien derecha y estirada. La mano derecha se apoya sobre la rodilla izquierda, y la mano izquierda colocarla hacia atrás. Luego, inhalar, elevar el pecho, exhalar suave y girar. Se debe respirar por la nariz. Relajando siempre la cara. Volver al centro y abrir los brazos estirados. Inhalando más, estirando los dedos. Y repetir la torsión pero con la mano izquierda sobre la rodilla derecha y la mano derecha va hacia atrás, inhalar, elevar el pecho, exhalar suave y girar.

Estas torsiones son buenas para ayudar a relajar los órganos, desintoxicar el cuerpo,

Tercer ejercicio

Mover la columna. De costado, hay que inhalar entrelazando las manos y al exhalar hay que empujar las manos metiendo el ombligo. Repetir esto dos veces, estirando lo más que se pueda.

Cuarto ejercicio

En posición de cuatro apoyos. Las manos debajo de los hombros y las rodillas separadas a la altura de la cadera. Este consiste en inhalar abriendo el pecho mirando hacia arriba por nariz, redondeo mirando el ombligo y saco el aire. Repetir 2 veces más este movimiento.

Este ejercicio es muy bueno para lumbares y la cervical.

Quinto ejercicio

Empujando las rodillas hacia atrás con los brazos hacia adelante, bien estirados, y con los dedos también bien estirados, con la cabeza relajada. Inhalar por la nariz, exhalar por la boca. Repetir este ejercicio 2 veces más. Y volver al medio lentamente sentándose en forma de indio.

“Estos ejercicios se pueden hacer todos los días por las mañanas o por las tardes, o cuando sientas que necesites liberar tensión en el cuello, las cervicales o en las lumbares”, sugirió la profesora.

También te podría gustar...

A %d blogueros les gusta esto: