Ruinas de Condorhuasi

Entre el verde de los valles, el azul del cielo y el marrón de los suelos, la historia de las Ruinas de Condorhuasi impactará al turista.

Localizadas en El Pichao, a 8 kilómetros de Colalao del Valle, estas ruinas fueron el lugar en donde se refugiaron algunos aborígenes después de la caída de los indios Quilmes en manos de los españoles en 1667. El sitio ya había sido ocupado anteriormente por grupos indígenas de agricultores y pastores poco después del comienzo de la era cristiana, y se desarrolló especialmente entre los años 1000 y 1500.

Se puede recorrer la parte central, que posee una superficie cubierta con terrazas de cultivo, obras de irrigación y estructuras habitacionales realizadas en piedra, similares a las de los Quilmes, lo que hace suponer que también fueron un pueblo desarrollado.

Otro paseo interesante son los cementerios en los que el visitante se enterará de datos curiosos como los entierros de adultos realizados en cestas de piedra cubiertos por una piedra plana o los de niños, inhumados en urnas de alfarería.

Para acceder a las ruinas, se debe realizar una caminata de aproximadamente 300 metros en donde se descubrirán estos vestigios arqueológicos a la vera del río el Pichao.

A %d blogueros les gusta esto: