Crítica de “Sexy por Accidente” de Abby Kohn y Marc Silverstein (2018)

“Sexy por Accidente” se centra en Renee Bennett, una chica común y corriente que, como cualquier otra, vive sus días llena de inseguridades. Pero una caída cambiará su vida, ya que cuando despierte del golpe creerá que es la persona más hermosa del mundo, haciendo que su actitud esté liderada por una gran confianza en sí misma.

La comedia protagonizada por Amy Schumer tiene muy buenas intenciones entre sus manos. Busca dejar un mensaje optimista en la sociedad, sobre todo en lo referente a la imagen de las mujeres, su baja autoestima, y el tratar de quererse a sí mismas a pesar de todos los defectos que se pueden tener, porque eso es lo que las hace humanas. Sin embargo, el camino que recorre es un tanto sinuoso, ya que para llegar a este final deseado pasa por una serie de situaciones algo contrapuestas a lo que se quiere probar. El único objetivo de la vida de la protagonista es ser linda, ser flaca y trabajar para un lugar de moda que comparte esa visión. Obviamente el arco dramático del personaje irá cambiando, como también lo harán las actitudes de la gente de su alrededor, para poder conseguir ese mensaje de autosuficiencia. Es decir, que se usan ciertos clichés para derribar estos mitos. Sin embargo, por momentos no se logra lo que se propone o se siente forzado, sobre todo teniendo en cuenta la personalidad que adopta con esta seguridad en sí misma, que la convierte en superficial, ya que solo le importa la imagen que muestra al mundo.

Dejando de lado esta mirada un poco más profunda de la historia, “Sexy por Accidente” es una comedia que cumple con el objetivo de entretener a la audiencia. Por empezar, tiene muchos gags inteligentes, otros tal vez que caen en lugares comunes o escatológicos, pero que igualmente son efectivos para provocar la risa en los espectadores. Por ahí se podría haber explotado un poco más el talento de Schumer, una especialista en el género, pero de todas formas se encuentra muy bien en este papel de mujer acomplejada y la posterior Mrs. Alta Autoestima. A pesar de tener actores secundarios que acompañan de una buena manera a la protagonista (sobresaliendo Michelle Williams con una puesta de voz particular y muy graciosa), es ella quien se pone la película al hombro y lo que triunfa en el film es gracias a su carisma y actitud.

Por otro lado, la música también se amalgama muy bien con la historia que se busca contar, con ritmos pop y divertidos, al igual que el vestuario, ya que la trama le da una gran importancia a la moda, con colores fuertes y un gran estilo.

En síntesis, “Sexy por Accidente” es una comedia efectiva que consigue entretener y divertir al público gracias al carisma y a la gracia de su protagonista. Sin embargo, en cuanto al mensaje que se quiere brindar, la película se queda a mitad de camino al otorgar ideas cruzadas hasta llegar a la conclusión de la historia. Un film con buenas intenciones y un guion efectivo.

Puntaje:

Tráiler:

 

Samantha Schuster

También te podría gustar...

A %d blogueros les gusta esto: